EBFMBA

Charlamos con Silvia Souto, CEO de LOLA y directora del MBA de EBF en A Coruña

0
Entrevista a Silvia Souto MBA Coruña

Silvia Souto nos recibe tomando un café en una de las mesas de LOLA, la compañía que ha centrado sus esfuerzos en los últimos tiempos. Es difícil verla sentada porque Silvia es de esas personas que no para un momento. Todo ese esfuerzo ha merecido la pena porque LOLA es ya una referencia para todos los que somos amantes de lo saludable y apostamos por la sostenibilidad.

Con motivo de su incorporación como persona de referencia en el MBA de la Factoría, nos hemos sentado con ella para charlar de su visión acerca del futuro de la educación y de las empresas.

EBF: Tu carrera profesional es todo un ejemplo de lo que significa salir de la zona de confort. Has tenido puestos de responsabilidad en empresas líderes y en un momento dado decides tomar tu propio camino como emprendedora. ¿Qué crees que debe tener dentro alguien esté pensando en dar un paso como el tuyo?

Silvia: Antes de nada me gustaría agradeceros el que hayáis contado conmigo en vuestro proyecto, creo que si algo fija la hoja de ruta de EBF es la evolución y la mejora continua, la humildad y la confianza en las personas, todas ellas características de las que me gusta verme rodeada.

Alguien que decida dar un paso como el que yo he dado es alguien que no quiera culpar a nadie de la inversión de su bien más preciado que sin duda es el tiempo; aunque hay quien pueda hablar de valentía yo creo que más bien es determinación para tomar las riendas de tu vida, decidir romper con el camino preestablecido y aunque suene a tópico, escapar del confort, crear tu camino, tu entorno y perseguir tus sueños.

El haber formado parte de organizaciones a las que agradezco la oportunidad de haberme permitido “crear y construir”, que confiaron en mí para innovar (con éxito) en sentido contrario a lo que nuestro mercado estaba haciendo, me ha aportado experiencia, sin duda, pero también me ha obligado a no perder esa necesidad de evolucionar constantemente, de desaprender y de aprender, sin temor a fracasar y a empezar de nuevo.

‘Las escuelas tienen que saber adaptarse a los nuevos entornos actuales’

Quizás en este país el temor al fracaso está más arraigado que la ilusión de crear algo propio, de dejar tu pequeño “legado” anónimo, aún cuando es cierto que actualmente quizás con cierta inspiración estadounidense y nórdica el emprendimiento empieza a desarrollarse con una óptica profesional, liderado por personas muy formadas, apoyadas por instituciones públicas y privadas con mucho interés en descubrir talento y por supuesto descubrir oportunidades de inversión que no sólo sean lucrativas sino que dejen su huella en el sector en el que irrumpen para generar el cambio.

EBF: Háblanos de LOLA ¿Cuál es la historia que hay detrás? ¿Qué hace especial a esta aventura?

Silvia: LOLA es la materialización de un sueño; es el haber podido crear algo que echábamos de menos y que después de mucho testing no habíamos encontrado…una propuesta de alimentación saludable, con ingredientes orgánicos que no sólo preservan calidad nutritiva y sabor sino también nuestro entorno; vida consciente, slow food para consumir en cualquier momento y en cualquier lugar….y por qué no, en femenino.

Aunque existe una persona “real” que inspira a nuestra “LOLA” , lo cierto es que hemos querido rendir homenaje a las mujeres que como nosotras no son perfectas ni lo pretenden, que aman, que sufren, que tienen miedos, que son apasionadas, que se ilusionan, que reconocen sus equivocaciones y también sus aciertos, que no tienen falsa modestia y por supuesto que aman la vida y pelean sus sueños.

LOLA ORGANIC Coruña

LOLA es slow food para consumir en cualquier momento’

Hemos innovado en el sector de la restauración; hemos creado algo que no existía en un momento en el que se fortalece un movimiento global que habla de salud, de vivir más pero también mejor, de ser disciplinados para practicar hábitos saludables y estar sanos, fuertes , disfrutar de experiencias en entornos en los que nos sintamos protagonistas. Hemos apostado por sencillez, por discreción, por sostenibilidad, por calidad y por supuesto por apoyar a una comunidad cada vez mayor que comparte, que exige, que critica pero que valora aquello que es real……lo cual es muy diferente de PERFECTO.

LOLA es especial por las personas que lo integran, por la comunidad que la apoya y por la fuerza que tiene para hacernos evolucionar.

EBF: Formas parte de una generación de emprendedores que se enfrentan a un mundo que no tiene nada que ver con el anterior. ¿Cómo crees que debe ser la educación que les permita afrontar el futuro con éxito?

Creo que las escuelas deben ser centros de investigación, de convivencia, en los que se aprenda haciendo, en los que los estudiantes sean los protagonistas y formen parte de un grupo, de un equipo, en los que las temáticas de aprendizaje se refieran a un mundo global en el que nada se de por supuesto y en el que no haya cuaderno de soluciones.

El entorno actual facilita que las nuevas generaciones desarrollen con tremenda facilidad determinadas habilidades por su exposición nativa a la tecnología y creo que en la misma línea deben ser motivados para que desarrollen habilidades como la capacidad de comunicarse, de exponer en público de un modo natural sus intereses y encontrar la tecla que les motive a ser críticos, a investigar, a desarrollar sus muchos talentos y a crear en grupo.

Al igual que el mundo es global, la educación también debe serlo, debe fomentar la interacción con otras escuelas, estudiantes y experiencias internacionales que les muestren las oportunidades que están a su disposición y les ayuden a alcanzarlas.

EBF: ¿Estás de acuerdo con Seth Godin cuando dijo “los MBA han dejado de tener sentido”?

Creo que lo que ha dejado de tener sentido no es el compartir conocimiento de calidad con un grupo de personas con intereses comunes sino el modo en el que se continúa haciendo en muchas escuelas de negocio de corte tradicional.

Cada vez más buscamos contenidos visuales, breves y de aplicación inmediata; existe una ingente cantidad de información a nuestro alcance que debemos filtrar, consumir y valorar; al igual que creo que existe una tremenda facilidad para adquirir conocimientos desde un punto de vista individual, por el acceso sencillo a cualquier tipo de información, el aprendizaje debe ser en equipo; intercambiar opiniones, construir de un modo conjunto y compartir éxitos y fracasos es el mejor modo de aprender y de formar parte de un grupo.

Creo que nuestros jóvenes se desenvuelven mejor en grupo, no necesariamente necesitan la interacción personal diaria pero sí el contacto frecuente y la valoración inmediata a cuanto les ocurre; ello debe obligar a las escuelas a adaptarse no sólo al nuevo entorno sino a las características del estudiante actual.


EBF: ¿Cuáles son las herramientas y/o los conocimientos que no deben faltar en un programa como el que diriges?

Los conocimientos y habilidades que la sociedad actual nos exige independientemente del sector o mercado en el que hayamos enfocado o pretendamos enfocar nuestro proyecto profesional; habilidades para comunicarse en un entorno global, manejo de nuevas tecnologías y redes, Marketing Digital, finanzas y gestión de personas.

No soy partidaria de las clases magistrales generalistas sino de contenidos muy concentrados con aplicación práctica inmediata y siempre completados con experiencias de profesionales del sector al que se refiera la materia; como “premio” veo fundamental el fomentar los acuerdos con organizaciones que faciliten las prácticas y empleabilidad de nuestros jóvenes.


EBF: ¿Cuál debe ser el enfoque de una escuela de negocio para ser útil a los alumnos?

Práctico, práctico y práctico.

Creo que el fundamentar la enseñanza en 1 dimensión no es suficiente…aprender haciendo, proponiendo retos que les hagan estar fuera de la zona de confort permanentemente y que les obligue a trabajar en grupo, a identificar las habilidades de sus compañeros y buscar y sacar rendimiento a las sinergias.

La European Business Factory se creó para ayudar a las empresas a afrontar con solvencia el paso de una economía industrial a otra basada en el conocimiento. ¿Cuáles crees que deben ser los pasos que deben dar las empresas para conseguirlo?

Fomentar el intraemprendimiento, facilitando la identificación y aplicación del talento interno, disponer de programas de formación continuada de sus equipos, y formar parte del ecosistema emprendedor internacional (startups, aceleradoras, viveros de empresas…) .

También creo en la importancia de los Acuerdos con Escuelas (no sólo para postgraduados sino también para estudiantes) que no sean meros Acuerdos de intenciones sino que permitan que la visión sin sesgo de jóvenes talentos pueda aportar valor a nuestras empresas.


EBF: ¿Las empresas están listas para el tipo de escuela que propones?

Sin duda alguna creo que sí; las organizaciones están formadas por personas y la formación e inquietudes de éstas determinarán su supervivencia; es muy positivo el contacto de profesionales de diferentes sectores y empresas y la aplicación de metodologías que fomenten la incubación de innovación en las empresas.


EBF: Además de la formación para postgraduados y profesionales ¿qué otros segmentos crees que merecen la atención de una escuela de negocios?

Los estudiantes universitarios e incluso los preuniversitarios; actualmente no existe una labor efectiva de orientación a los preuniversitarios y echamos en falta una conexión entre universidades y organizaciones que permitan una aplicación inmediata de los conocimientos adquiridos en los centros educativos.

‘Echamos en falta una conexión entre universidades y organizaciones’

De ahí que para nosotros una buena escuela de negocios es aquélla que permite a sus estudiantes aprender a hacer negocios, haciendo negocios, con casos y empresas también reales.


EBF: Desde tu experiencia en el ecosistema de startups. ¿Qué debe tener un proyecto para interesar a un posible inversor?

En mi opinión, la premisa básica es un buen equipo e ilusión; personas capaces de sumar al equipo del que forman parte con la convicción de que su proyecto supondrá un antes y un después en el sector en el que entren a formar parte.


EBF: Si tuvieses que recomendar las lecturas imprescindibles para un MBA ¿cuáles serían?

Creo poco en lo “imprescindible” en el proceso de aprendizaje; creo más en una elección del estudiante de los títulos que puedan resultar de un mayor interés para su proyecto / s o simplemente que le resulten de interés por admiración del autor, etc.; creo que la elección individual de las lecturas y el compartir el por qué de cada una de ellas es un buen ejercicio.

Entrevista a Luis Fernández, profesor de arte del master de videojuegos EBF y concept artist en Gato Salvaxe

Previous article

La Bauhaus y la gestión del cambio por la que apostamos en EBF

Next article

You may also like

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in EBF